Samsonite

Samsonite – La Marca

La marca Samsonite fue fundada en el año 1910, cuando viajar todavía era cuestión de unos pocos privilegiados. Entonces, Samsonite proporcionó a los viajeros unos robustos baúles de madera provistos de un asa para facilitar el transporte de sus accesorios: los baúles estaban hechos artesanalmente, y debían ser de la máxima calidad para garantizar resistencia y durabilidad.

Esta acertada visión de calidad del empresario Jesse Shwayder, fundador de Samsonite, es la que marcó los inicios de la marca, y también es la que se ha mantenido fija hasta la actualidad. A ella se le han ido sumando otros valores no menos importantes, como el diseño y la innovación continua.

Sólo para poner algunos ejemplos del desarrollo en la línea de innovación, podemos destacar que en el año 1956 Samsonite sacó al mercado la primera maleta hecha de magnesio ligero y del plástico ABS, una combinación que hacía las maletas mucho más ligeras y muy resistentes a los golpes; y en el año 1974, sacó la primera mochila Samsonite provista de ruedas para facilitar su transporte.

Más recientemente, y ya con los rasgos de calidad bien consolidados, la marca Samsonite se ha centrado en buscar soluciones principalmente en dos ámbitos: por un lado, en adaptar las mochilas a las nuevas necesidades de los viajeros de hoy en día, y por otro lado, en la búsqueda continua de nuevos materiales ligeros y resistentes a los golpes y a los impactos. El objetivo: hacer más cómoda la vida de los viajeros.

No es casualidad que actualmente Samsonite sea una de las marcas pioneras en cuanto a las mochilas más innovadoras del mercado mundial. Gracias a nuestra vasta experiencia en el sector de las mochilas, junto a nuestros valores de calidad, diseño e innovación, hemos ido creando diferentes líneas de mochilas provistas de los últimos diseños y los materiales más novedosos. Esto ha permitido a Samsonite posicionarse como una de las marcas punteras en el sector de las maletas.

Actualmente, las maletas Samsonite destaca entre las demás marcas especialmente por la ligereza de sus productos. Y es que desde la primera maleta hecha de magnesio ligero y ABS (1956) se ha ido estudiando qué materiales y tecnologías serían más cómodas para los usuarios, obteniendo resultados cada vez más exitosos con combinaciones como el polipropileno (1967); el aluminio (2000); la tecnología Curv (2008), un material patentado por Samsonite, increíblemente ligero y resistente, que consiste en un sistema de láminas entrelazadas, o bien la Tecnología Híbrida Avanzada (2011), muy ligera y flexible.

Calidad Samsonite

Evidentemente, Samsonite destina amplios recursos a analizar cada uno de estos materiales y somete las maletas a los métodos de control de calidad más efectivos y rigurosos: tests de obstáculos varios, de la resistencia del asa, de caída, de rodaje en cintas transportadoras, de cierre de las cremalleras o de cierre de las cerraduras de seguridad, por poner algunos ejemplos.

Por todas estas razones, las tres mejores palabras que describen las maletas Samsonite son la calidad, el diseño y la funcionalidad, básicos en todos los productos de la marca. Y es que Samsonit parte de las necesidades reales de cada tipología de usuarios: viajeros de negocios, empresarios, estudiantes, turistas, familias, aventureros, excursionistas, fotógrafos… todos encontrarán su solución a medida con las maletas Samsonite. ¿Cuál eres tú?

Además de todas las líneas de maletas Samsonite (rígidas, suaves, de negocios, para el móvil, para la cámara, de tipo más casual, para niños…), la marca pone a disposición de los usuarios diferentes productos y accesorios que siguen las mismas directrices de calidad, diseño y funcionalidad, como paraguas, carteras y artículos de viaje. ¿Todavía no los conoces?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *